Saltar al contenido
Viajar Sin Rumbo Fijo

La espalda del mundo

diciembre 29, 2018
la espalda del mundo

Sin duda, si tengo que recordar alguna de las películas que mas me han marcado hasta el momento una de ellas sería “La espalda del mundo” escrita y dirigida por Javier Corcuera.

Este film documental está compuesto de tres historias diferentes que son el reflejo de algunas de las tantas injusticias que existen en un mismo mundo.

caratula espalda del mundo
“La espalda del mundo”

En primer lugar, cuenta la historia de Guinder Rodriguez, un joven niño de 11 años de Perú que se ve obligado a trabajar duro a temprana edad de picapedrero para poder ayudar a su familia.

Un kurdo exiliado nos cuenta la historia de su mujer Leyla, una política y activista kurda encarcelada en Turquía por pensar diferente y expresarlo.

Por último, se muestra un retrato del aberrante funcionamiento de las cárceles de Estados Unidos y de la concepción de la pena de muerte contado por propios presos condenados a muerte y funcionarios de prisión.

Todas las tres historias son reflejo de 3 vidas marcadas por la indiferencia, injusticia y el olvido.

¿Le damos la espalda al mundo?

Estas tres historias son solo una pequeñísima  muestra de lo que ocurre en nuestra sociedad actual y en nuestras manos está ser conscientes de lo que realmente sucede y actuar.

Seguramente la opción sencilla es seguir dentro de nuestra burbuja de conformismo en la que todos los países primermundistas estamos acostumbrados y acomodados.

Pero lo cierto es que el mundo es mucho más de lo que vemos con nuestros ojos en esa burbuja y existe otra realidad fuera de nuestra comodidad.

Cada uno de nosotros tiene que saber si realmente le da la espalda al mundo y actúa con indiferencia ante situaciones injustas.

Aunque exista la convicción de que en la mayoría de ocasiones la solución no está en nuestras manos, el cambio siempre empieza por nosotros mismos y con pequeñas acciones.

¿Porqué ver La espalda del mundo si estas viajando?

Viajar es una forma de conocer el otro lado del mundo en el que vivimos y ver las diferentes realidades que existen.

Está claro que existen muchas formas distintas de viajar y con viajar no me refiero a ir al lugar más emblemático de la ciudad, sacarse 4 selfies y volver como si nada de regreso a casa por navidad.

Viajar también es una forma de tomar consciencia y ver este documental mientras estas viajando o a punto de iniciar un viaje puede cambiar tu perspectiva primermundista y sacudir nuestra mirada conformista y bienestante.

En definitiva, es necesario reivindicar la necesidad del cine comprometido con la realidad y descubrir el mundo fuera de la comodidad a la que estamos acostumbrados para actuar.

Recuerda, “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”.