Saltar al contenido
Viajar Sin Rumbo Fijo

“Y si…” lo hubiéramos hecho diferente.

marzo 17, 2019
"y si..."

¿”Y si…” lo hubiéramos hecho al reves?

Hacer un viaje largo te brinda la oportunidad de vivir muchas experiencias, a veces uno puede pensar que ya es “experto” pero realmente ser experto viajando es como llegar a “sabio”, simplemente eso se consigue con el tiempo, así que solo los más viejos podrían tirarse el piropo de considerarse expertos viajando.

A todo eso quería comentar las reflexiones a las que uno llega mientras está de viaje, todos esos pensamientos que se te vienen a la cabeza, seguramente no en el momento que te gustaría sino en el momento en que vives ciertas situaciones.

Y una de esas reflexiones podría perfectamente llegar cuando te planteas él “y si…”.

Y cuántas veces hemos vivido el “y si…” estas 2 palabras que siempre inician lo que puede ser el comienzo de un dolor de cabeza.

Una lista larga de “y si…” se me vienen a la cabeza ahora mismo.

“y si lo hubiéramos hecho de esta otra forma”

“y si le hubiéramos regateado un poco más”

“y si hubiéramos ido en la otra dirección”

“y si hubiéramos hecho la ruta de una forma distinta, hubiera salido más económica”

“y si no le hubiéramos dicho que no a esa señora”

“y si hubiéramos ido a comer en ese otro restaurante”

“y si lo hubiéramos reservado por esta otra aplicación”

“ y si hubiéramos alquilado esa moto”

Una lista interminable de “y si…” que se podrían escribir sin mucho esfuerzo.

Seguro que a muchos viajerxs cuando piensan en él “y si…” se le viene a la cabeza muchísimas experiencias que han vivido, en las que han pensado como les habría ido si lo hubieran hecho de una forma distinta.

Cuando estas en viaje constantemente se te aparecen dudas como las descritas, dudas que son inevitables de prevenir.

En viaje continuamente te estás preguntando si lo que has hecho está bien, si lo estás haciendo de la forma más barata posible, ya que vas con un presupuesto limitado y no quieres gastar mucho, a veces comparándote con otros viajeros.

Un tema digno para mencionarle unas palabras, cada viajero viaja de una forma distinta, unos tienen unas preferencias, otros les gusta viajar de una forma concreta y a otros les gusta visitar templos a otros montaña…

No hay que compararse con nadie, estamos en viaje por gusto, por amor, porque disfrutamos haciendo lo que hacemos, pero nunca para competir ni compararse, así que hay que recordar que solo tenemos que vencer al nuestro yo de ayer, para continuar avanzando y aprendiendo.

Pero llega un momento en el que él “y si…” puede que te afecte de una forma negativa, preguntándote y riñéndote por no haber conseguido eso de una forma más económica, o por no descubrir que esa ruta era más inteligente que esa otra que hiciste.

El viaje es puro aprendizaje, con lo que no hay que lamentarse, como mucho hay que aprender del error cometido, y lo vamos a llamar error pero realmente no es un error, para la siguiente ocasión hacerlo mejor.

Y sobre todo nunca, nunca y nunca afrontar una situación como una derrota, porque amigxs míos como una vez dijo una persona sabia, unas veces se gana y otras se aprende.

Si te ha gustado este articulo quizas te interese:  Sin cerveza no hay revolución.